Write the happiness of others...

Que estaba harta de que todo la saliera mal,
de tener que dejar su pasión a un lado, porque si tubiera que escribir dia a dia las cosas que la sucedían, el mundo sentiria lastima de ella.
Cansada de beberse sus lagrimas cada noche, borrar cualquier indicio de sufrimiento tapando con sus brazos los charcos de lagrimas que se formaban sobre la almohada.
Harta de refugiarse en historias bonitas e increibles cuyos protagonistas siempre eran otros.
Decepcionada, triste, dolida, algo asqueada por sucesos recientes de los que ni pensaba hablar.
Aburrida de mentirse y de que la mientan.
A veces piensa que nació para esto, para escribir, escribir la felicidad de otros. Aferrarse a sus esperanzas y a esa tipica frase que dice:
"de sueños también se vive"...

Siempre hay momentos de tristeza, en cualquier persona, de cualquier parte del mundo, por muy feliz que se sea, siempre hay algo que falla y te hace llorar, tarde o temprano, de eso era consciente pero esa tristeza constante que la engullía cada vez más al fondo como si de arenas movedizas se tratase, no era normal.
Su autoestima desde siempre sufrió altibajos y ahora se encontraba bajo tierra, a miles y miles de kilomentros bajo tierra.
Las cosas no podían ir peor, su autoestima tardaria bastante en volver a estar en su sitio, en el sitio de costumbre, ni arriba, ni abajo... una cosa intermedia, en el sitio justo donde ella no se siente tan mal pero tampoco bien del todo
sabe que escribiendo desconecta, sabe que el mundo real es un engaño, cuanto más quieres a alguien es cuando mas te hace daño, pero es el unico mundo que conoce aparte del de sus sueños y sus historias, y ya era hora de volver a él, seguir llorando...
pero tranquilos que mañana la tendreis aqui de nuevo, escribiendo la felicidad de otros. 

Otra bonita historia...

La Cantabrica, en Astillero, Santander. Estábamos sentados en un banco, enfrente del estanqué, observando como un poco más allá la gente mayor tiraba migas de pan a los patos. detrás nuestro pasaban ocasionalmente parejas de la mano que paseaban felices y se paraban a observar el atardecer acompañados de un buen cono de helado, bolsas de pipas... La verdad es que se estaba bien allí, hacia bueno, el paisaje era precioso y yo estaba acompañada del hombre al que amaba, ¿que más podia pedir?.
Pero aunque todo fuera bonito, yo siempre he tenido el don de estropearlo todo... Asi que pregunté:

-¿Me quieres?
-¿lo dudas?
-¿tú que crees?
-¿que debería de creer?
-Oye, ¿me vas a contestar? o solo vamos a lanzarnos preguntas?
-Ja! pero si has empezado tú, pues claro que te quiero, te amo.
-¿Más que a la otra?
-¿ves?, ¿ahora quién pregunta?...
-venga, ¡no seas estupido!, ¿más que a la otra o no?
-¿que otra? tú eres la primera y serás la ultima en mi vida
-no es cierto, ¿yo la primera?, ¿entonces que me dices de ella?, señalé un número de telefono que tenia memorizado en la agenda de su movil.
- ella es pasado y tú eres la primera de la que estoy enamorado de verdad, de tal forma que haria cualquier cosa por ti, lo que me pidieras... ¡venga! ¡ponme aprueba!, pideme lo que sea.
-¿lo que sea? ehm... 
Le miré con esa cara de picara que ponemos las chicas a veces y él me sonrió.
-¡uy! me conozco esa cara, haber pide, pide, no te cortes. Y soltó una carcajada.
- quiero que te metas al estanque, asi, con ropa
-¡hombre, con ropa!, eso se agradece JAJA... ¿y qué mas?
- que nades hacia el otro estremo y vuelvas sano y salvo :S

Le miré ruborizada porque clavaba sus ojos en los mios como si esperará que le mandará hacer algo más... ¿pero yo que se?, asi de repente, fué lo unico que se me ocurrió.
Él sin pensarselo dos veces se fué acercando al bordillo y se sentó en él, de manera que llegó a mojarse los pantalones hasta las rodillas, en ese momento se giró:
-Vamos que no piensas pararme ¿no?
-pues no, estoy esperando a que te empapes enterito por amor :)
-Joder pues hay maneras muy placenteras de empaparnos los dos en sudor, ¿eh? y también por amor :P
-¡cayate tonto!. me puse un poco colorada, aún llevabamos poco saliendo y soy muy vergonzosa, yo creo que eso le gusta, la verdad que es un poco toca pelotas, pero me encantaba, era mi toca pelotas personal e intransferible! jeje
En ese momento en el que yo me encontraba pensando para mis adentros que él era un tocapelotas y esto y lo otro, no me imagino que cara estaría poniedo... pero debia ser graciosa porqué en ese instante me soltó:
-eh, que si te lo estas pensando salgo y nos vamos a darnos amor en la intimidad ¿eh?:D
Corrí hacia él y le di un leve empujón, que basto para tirarle al agua...
-vale, valeee pues como quieras, nado, nado... Te quiero, te quiero, te quiero, te quiero, te quiero...
Iba nadando, como una bala, lo hacía bien^^ nunca le había visto puesto que todavia no habiamos ido juntos a la playa, ni a la piscina, ni a ningun lugar por el estilo.
movia los brazos primero el izquierdo, después el derecho y movia la cabeza hacia los dos lados... En cada brazada sacaba la cabeza de debajo del agua para cojer aire y nosé ni como pero le daba tiempo a dedicarme te quieros... 
La gente miraba atonita a ese loco que se abria camino entre patos haciendo largos como si de una piscina se tratára, y algún que otro anciano gritaba, -gamberro... Pero yo ni caso, solo podia mirarle con cara de boba, como hacia siempre, pero esta vez con mas intensidad, quizás con un poquito mas de amor, más confianza, más de todo.
Salió del agua empapado, cansado, con una sonrisa de oreja a oreja, respirando fuerte:
-te quejarás, me bañado entre meaos de patos, por amor :D

Sé que no soy la primera aunque él lo niegue, sé lo que sufrió, lo que quiso a aquella otra chica, sé las cosas que hicieron juntos, y lo que lloró cuando la perdió. pero ya no lo daré mas importancia, no me tengo que sentir inferior, ni mucho menos por ello porqué como él bien me dijo, aquello es pasado, y yo me siento la mujer mas afortunada del mundo, porque YO y solo YO soy su presente.
TeQuiero.



Quizás lo que necesite es cambiar de vida.

¿Donde está esa niña que se prometió a sí misma que no volvería a derramar ni una lagrima?
¿Quién es esa desconocida que hay al otro lado del espejo?
¿Y esa que se sienta en su cama acompañada por su soledad, sus pensamientos y un boligrafo?
¿Quién es ese hombre que se despierta a su lado y la da un beso?
¿Porqué la ha hecho cambiar tanto?
¿Porqué te dice que te quiere, sino te lo demuestra?
¿Porque sigue esperando sola, a que llegué, si una parte de ella quiere irse lejos?, ¿Porqué no mandarlo todo a la mierda?.

Muchos porques, sin respuestas, Quizás esa niña que prometio no llorar, sigue siendo tan sumamente estupida como siempre, porque hay cosas que no cambiarán nunca, quizás su inocencia la impida avanzar y se quedé estancada en ese lugar para siempre con una única pregunta en mente... ¿Podrá así, ser feliz?. Quizás la soledad sea lo único que la quede, puesto que él ya no es el mismo para ella, es tan desconocido como su reflejo, en ese espejo. Quizás si no sabe demostrarte sus sentimientos sea porque en realidad no siente nada, y ella sigue ahí. viendo pasar los días, las horas y los años como alguien que espera sentado la hora de su muerte, sin nada mas que hacer. Quizás siga esperandote y no lo manda todo a la mierda porque ella si que te quiere y en realidad hecha de menos momentos y palabras que espera que vuelvan contigo.
Quizás todo esto solo son rayadas suyas que escribe a causa de otra discursión mas entre él y ella, otra , que la hace sentirse un poquito más miserable, más que ayer pero quizás menos que mañana...
Quizás nunca sea feliz, quizás él nunca sepa hacerla feliz ni demostrar que la quiere, tanto como ella a él, quizás la felicidad nisiquiera exista, o quizás es que no consta en su destino ser feliz, quizás.... solo quizás, lo que necesite sea cambiar de vida..